" asturgeografic: San Salvador de Valdediós

domingo, 20 de septiembre de 2015

San Salvador de Valdediós



 Fue consagrada el 16 de septiembre del año 893 por los obispo de Dume, Coimbra, Astorga, Compostela, Lamego, Lugo y Zaragoza, según la inscripción de la lápida de mármol que se conserva en la llamada "capilla de los obispos".

 La iglesia de San Salvador de Valdediós es de planta basilical, con nártex y cabecera tripartita, y se remata en un cabecero recto

 Sobre el dintel de la puerta de entrada se puede leer la siguiente inscripción:
(...) Todo aquel que intente temerariamtente quebrantar mis ofrendas, desparezca por completo; sea privado, oh Cristo, de tu luz y tráguele vivo la tierra; la mendicidad y la lepra caigan sobre su descendencia

 Capitel derecho de la entrada; el izquierdo está muy erosionado.

 Relieve de la cruz de la Victoria sobre un ajimez de herradura con columnillas y alfiz que proporciona iluminación a la tribuna

 Ábside central
Los espacios interiores están abovedados y las naves se separan por arcos de medio punto apoyado sobre pilares de sección cuadrada.
La capilla mayor está dedicada al Salvador

 El ábside central y los ábsides laterales conservan restos de pinturas

Capillas laterales dedicadas a Santiago y San Juan Bautista

 La bóveda de la nave central, de 8,80 metros de altura, también tiene restos de pinturas

 Pórtico y "capilla de los obispos" (derecha)

 El interior recibe la luz a través de ventanas ajimezadas con arquillos de herradura sobre capiteles decorados y rematadas con alfiz de influencia mozárabe

 Interior del pórtico

 Celosía con motivos de inspiración cordobesa

La capilla central se ilumina mediande una triple ventana, mientras que los ábsides laterales se iluminan con una sencilla ventana de arco de ladrillo

 Sobre cada ábside se levanta una cámara ciega y sólo la correspondiente al ábside central se abre al exterior mediante un ajimez de herradura con columnillas

 Vano del ábside central

 Remate de merlón dentado, de resonancias árabes


Vista general de la iglesia y monasterio de Santa María y la iglesia de San Salvador


Alfonso III el Magno, que reinó en Asturias entre los años 866 y 912, construyó en el valle de Boides, cercano a Villaviciosa, una morada regia de la que sólo se conserva la capilla palatina.


Cuida, Salvador nuestro, de este templo, edificado en este santo solar, 
si del coto pretendiera llevarse temporalmente 
fundos o siervos o cualquier cosa un vendedor, un ladrón o ratero, 
que sea quemado con todos los impíos en el infierno







No hay comentarios:

Publicar un comentario